incendio

Un incendio destruyó en la mañana del pasado viernes una nave industrial del barrio El Cotero, en la localidad de Campuzano (Torrelavega), donde se guardaban seis autocaravanas y una caravana. El fuego se inició cuando unos trabajadores de una empresa especializada estaban desmontando una estructura metálica y las chispas que salían del soplete cayeron sobre el techo de uralita de la nave. Los vehículos quedaron totalmente calcinados con la excepción de una de las autocaravanas, que fue evacuada por su propietario antes de que se viera afectada del todo por las llamas.

La nave industrial, de 340 metros cuadrados, albergó hasta hace ocho años una empresa de piensos. Según explicaron a este periódico los actuales propietarios, Carlos y Francisco Gómez, la torre metálica que se utilizaba para trasladar el pienso «estaba muy dañada y algunas de las chapas que estaban llenas de herrumbre amenazaban con desprenderse». Para evitar un accidente, contrataron a una empresa para que desmantelara la estructura más débil, pero como explicó Francisco Gómez con un gran pesar, «a veces intentas hacer lo correcto y te sale el tiro por la culata».
Los operarios de la empresa contratada para la operación subieron hasta la torre con la ayuda de una grúa, con la mala suerte de que cuando estaban cortando el metal con el soplete saltaron chispas sobre la techumbre y la nave empezó a arder. «Las llamas se propagaron de una autocaravana a otra con gran rapidez y no se ha podido hacer nada a pesar del esfuerzo de los bomberos», lamentó Carlos Gómez. En el suceso intervinieron también efectivos de la Policía Local y Nacional.
Uno de los propietarios de la nave, Francisco Gómez, explicó que los vehículos eran propiedad de vecinos y amigos a los que permitían utilizar la nave para que las caravanas no estuvieran en la calle. «La mayoría entiende que ha sido un accidente, aunque otros se quejan de que podíamos haberles avisado para sacar sus caravanas», dice Gómez. «La verdad es que nunca pensamos que pudiera pasar algo así».
Seguro
Afortunadamente para los propietarios de las caravanas y la nave, la empresa contratada para desmantelar la torre les ha informado ya de que su seguro de responsabilidad civil cubre daños por valor de un millón de euros. «Por lo que han dicho, su póliza cubre tanto los daños ocasionados en la nave como en las autocaravanas, así que no tenemos de qué preocuparnos», explica uno de los propietarios. «Ahora sólo queda esperar a lo que diga el propio seguro».
Fuente de la noticia original: autobild.es

{module Phoca Facebook Comments}

Categoría: Caravaning