CampingDeva

El municipal de Deva ha visto multiplicar las peticiones de viajeros de Francia, Austria y Alemania
El Camping Municipal de Deva 'pesca' clientes en la Europa central gracias a la autopista del mar. Las tres conexiones semanales entre los puertos de El Musel y de Nantes-Saint Nazaire cambiarán el perfil del viajero alojado este verano en el campamento turístico gijonés que aspira, además, a «consolidar la presencia de estos usuarios durante todo el año».

Así lo aseguró el gerente de la instalación, el también vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Camping de Asturias, Tony Amieva, quien se mostró confiado de que «la autopista del mar será un revulsivo para el sector».
Porque los propietarios de los campamentos turísticos están convencidos de que «todavía tenemos mucho margen para crecer», no sólo con las siempre saturadas cabañas de madera, con las que han logrado llenar todo el año, sino «con el viajero europeo que viaja en caravana o autocaravana».
A ese cliente la autopista del mar le supone «un recorte importante en el tiempo y en el gasto del viaje», ya que logra «llegar antes al destino elegido, desde el que se moverá por otras zonas cercanas».
Así, si ya Gijón se beneficiaba «de los ingleses que llegan en el ferry a Santander», está convencido de que toda la región se alimentará «de los viajeros que vengan a bordo del 'Baltic Amber'», en una frecuencia aún limitada a tres visitas semanales, pero que las asociaciones de transporte por carretera, así como la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón, reivindican ya diaria.
Tanto es su convencimiento de que la autopista del mar 'llenará' Asturias de viajeros de Austria, Alemania, además de Francia, que apunta Amieva el último acuerdo alcanzado en el seno de la patronal asturiana del camping: «Ofrecer bonos para largas estancias a 15 euros por noche», encaminados a captar el mayor tiempo posible a este cliente «de alto poder adquisitivo al que le gusta mucho conocer el lugar que visita, ya que suele traer en la caravana o una moto o un coche para moverse con más facilidad por el entorno».
La rebaja, no obstante, se planteará «a los que confirmen una mayor estancia», mientras que para el resto se mantendrán precios medios, que rondan los 25 euros por noche.
Lleno sólo diez días al año
No obstante el 'reparto' de clientes con otros campings, lo cierto es que de Gijón cuenta con la ventaja añadida de ser el mayor camping de la región, con 1.600 plazas. De ese total, 180 están dedicadas a las caravanas y autocaravanas, una oferta que sólo logra llenarse «diez días en agosto, los de la Semana Grande».
Con la captación de clientes de la Europa central, Amieva confía en «desestacionalizar la oferta turística», puesto que «para este cliente el clima asturiano es fantástico. Ellos que huyen de su invierno, más duro que el nuestro, vienen aquí escapando del frío». El nuevo campista gijonés viaja en el Baltic Amber.

Fuente de la noticia original:elcomercio.es{jcomments on}

{module Phoca Facebook Comments}

Categoría: Campings