ParqueOrio

El Ayuntamiento de Orio abrió un proceso participativo para recabar ideas y mejorar el camping municipal. Este proceso finalizó con una última reunión con los vecinos y con la presentación del estudio de ideas para la mejora del servicio, elaborado por la empresa Ttaka Gazte Faktoria y Lertxundi Arkitektura (Marina Lertxundi). El Ayuntamiento encargó este estudio porque su objetivo primordial es que el camping se pueda utilizar durante todo el año (en junio y septiembre no llega al 20% de ocupación).

El miembro de Ttaka Gazte Faktoria Joxe Jimenez fue el encargado de explicar el trabajo realizado y destacó la importancia de crear una marca turística en Orio y convertir la villa en un lugar para familias y escolares. Así, propuso dinamizar el turismo relacionando las ofertas con el mundo del mar.

Hoy en día, el camping de Orio cuenta con 178 parcelas y 55 de ellas son fijas. Además, dispone de dos piscinas, una para mayores y otra para pequeños, un edificio con dos salas polivalentes, un parque infantil y un lugar para jugar. Sin embargo, estos equipamientos han quedado deteriorados con el paso del tiempo y el estudio propone mejorarlos y añadir nuevos. De este modo, por un lado, contemplan cubrir las dos piscinas ya existentes que, según indicó Jimenez, "muchos ni siquiera sabían que existían". "Tendría una cubierta móvil, de manera que cuando hiciese buen tiempo se pudiese abrir", indicó el responsable del proyecto. Aunque la propuesta más innovadora es la de construir un parque de juegos de agua con forma de ballena y que funcionase sin derrochar agua, reutilizándola. "Es ideal y no hay otro igual en la costa. Atraería tanto a familias como a grupos de escolares y también podrían utilizarlo los vecinos de Orio", detalló la arquitecta Marina Lertxundi. Se estima que la construcción del parque de juegos de agua costaría unos 400.000 euros y cubrir las piscinas, 190.000.

Otra de las ideas es crear once bungalows para las familias. Estos además formarían parte de una especie de villa de arrantzales dentro del recinto, para que sus habitantes tengan presente la historia pesquera de Orio. Así, los nuevos bungalows para las familias se llamarían Saregileen etxetxoak (casas de rederas) y los que albergarían a niños y jóvenes, Marinelen etxetxoak (casas de marineros). Por su parte, los responsables del estudio ven idónea la zona denominada Borda para llevar a cabo programas para dinamizar el camping ofreciendo, por ejemplo, talleres para impulsar la igualdad o una sesión de cuentacuentos.

Durante las reuniones también se han recabado otras ideas como abrir el camping para las fiestas de San Nikolas (diciembre) u ofrecer conciertos y otros actos culturales en él y ofertar cuotas especiales para que los campistas utilicen el polideportivo municipal.

Algunos de los miembros de las parcelas fijas acudieron a la sesión del jueves y pidieron que se mejoren la iluminación y el suelo, entre otros, a corto plazo. La concejala de Turismo, Leire Zinkunegi, les respondió que se acometerán esas mejoras próximamente. Sin embargo, el resto de ideas y mejoras tendrán que esperar, ya que será la próxima corporación la que decida si se llevarán a cabo o no las propuestas recabadas por Ttaka Gazte Faktoria y Lertxundi Arkitektura.

Fuente de la noticia original: noticiasdegipuzkoa.com{jcomments on}

{module Phoca Facebook Comments}

Categoría: Campings